Dulces

Pan Dulce de Higos con Anís

Me da un poco de vergüenza confesar esto, pero este post lo tenia preparado para navidad, así que disculpen por el retraso de casi un mes, pero hasta que este blog no sea el más famoso del planeta y tenga cientos de empleados escribiendo para mi, las cosas podrán ser un poco irregulares. De todas formas este pan de higos y anís vale la pena el retraso.
Durante diciembre tuve la idea de subir la receta de pan de pascua al blog, pero luego me di cuenta que podemos encontrarlos durante todo el año sin problemas en todas sus versiones, con fruta confitada, sin fruta confitada e incluso venganos o reducidos en azúcar, así que de especial no tendría mucho. También recordé que en noviembre me hicieron una nota en la revista MásDeco y me preguntaron por mi blog favorito y a pesar que lo sigo hace un buen tiempo, nunca había preparado una receta de ahí. Entonces esta era una buena oportunidad para hacerlo, Además, esta preparación, gracias a las semillas de anís, tiene todo el sabor y aroma a navidad, aunque al igual que el pan de pascua, puede ser disfrutado durante todo el año.
Por si se están preguntando, las semillas de anís las encuentras en bodegas y tostadurias, incluso en algunos supermercados en la sección de aliños y son muy baratas.

Ingredientes para la masa.

2 tazas de leche.
1/2 taza de mantequilla sin sal.
1/2 taza de azúcar granulada.
1 cucharada de levadura fresca.
4 y 1/2 tazas de harina sin polvos.
1 cucharadita de polvos de hornear.
1 cucharadita de bicarbonato de sodio.
1 pizca de sal.

Ingredientes para el relleno.

2 tazas de higos secos.
2 cucharaditas de semillas de anís.
10 cucharadas de mantequilla derretida.
1 y 1/2 taza de azúcar granulada.
2 cucharaditas de canela en polvo.

En una fuente grande deja remojando los higos con agua tibia por unos 20 minutos hasta que se hidraten y queden blandos, mientras eso pasa, preparamos la masa. En una olla agrega la leche y la mantequilla a temperatura ambiente y calienta lo suficiente para que la mantequilla se derrita, no debes dejarla hervir. Hecho esto, apaga el fuego y deja que que enfríe unos minutos. Ahora agrega a la mezcla media taza de azúcar y la levadura bien disuelta en unas gotas con agua. Deja reposar por unos 5 minutos hasta que comience a burbujear. En otra fuente grande tamiza 4 tazas de harina, agrega la mezcla líquida ayudándote con una cuchara de palo o espátula. Cuando ya tengas bien incorporado todo, deja reposar la masa al menos 1 hora para que fermente y aumente un poco su tamaño. Luego mezcla los polvos de hornear, bicarbonato de sodio, la pizca de sal y la media taza de harina que queda y agrégala a la masa. Voltea todo sobre un mesón limpio y amasa por unos 3 a 5 minutos. Esto puede ser un poco pegajoso, así que mantén tus manos con harina en todo momento.
Dejemos la masa reposar unos minutos para hacer el relleno de higos.
Primero cuela los higos que dejamos remojando hace un rato, sécalos con un paño limpio y remueve el tallo.
En un procesador de alimentos, minipimer o juguera coloca los higos, las semillas de anís previamente molidas, mantequilla derretida y canela, mezcla todo muy bien hasta formar una pasta cremosa, si es necesario agrega leche para lograr la consistencia necesaria.
Reserva el relleno y seguimos con la masa.

Con un uslero estira la masa hasta formar un rectángulo de unos 2 cms de espesor, la masa es delicada  y pegajosa así que ayúdate con las manos con harina para darle la forma que buscamos.Con una espátula esparce toda la increible pasta de higos sobre la masa hasta cubrirla por completo. Con un cuchillo o un cortador de pizza, divide la masa en 6 trozos iguales y con mucho cuidado levanta cada lámina y monta una sobre otra como si fuera una lasaña.
Finalmente volvemos a cortar en 6 a 8 trozos que colocaremos en un molde de pan engrasado, uno a uno tras de otro hasta completar. Si te sobra algún pedazo, usalo para rellenar los pequeños espacios que puedan quedar.
Cubre el molde con un paño limpio y deja reposar nuevamente hasta que suba, con media hora será suficiente. Tiempo que aprovecharemos para pre calentar el horno a fuego medio/alto (180° a 200°). Horneamos por 30 minutos y revisamos cómo va, entierra un palito, si sale limpio estamos listos, sino, deja horneando el tiempo que sea necesario según tu horno. En el mio se demoró 45 minutos en total. Para evitar que quede muy dorado, puedes cubrirlo con papel aluminio después de los primeros 30 minutos.
Espero lo hagan en casa, es increíblemente rico. Les cuento que en marzo haré nuevos talleres de pan, durante este mes subiré toda la información al respecto. Para estar al tanto de esa y otras noticias pueden seguir a panBatido en facebook e instagram.
Disfruten!
panBatido.
 

3 Comentarios

  • Reply
    ninoska
    noviembre 25, 2015 at 11:45 am

    hermoso y sabroso lo hre muchas gracias por comparir

  • Reply
    kako
    marzo 16, 2015 at 4:07 pm

    Hola, encantada de conocerte.
    Me detuve en esta receta porque los panes en general son mi debilidad, este se ve espectacular y me da lo mismo que sea un pan navideño, se puede disfrutar tambien en otra época.
    Creo que un pan de pascua es siempre bien recibido, porque cualquier cosa casera no tiene nada que ver con las bombas explosivas que venden en los supermercados, mi humilde opinión.
    Se podrá reemplazar la mantequilla de la receta?

    • PanBatido
      Reply
      PanBatido
      marzo 16, 2015 at 4:23 pm

      Hola!
      Claro que lo podemos hacer durante todo el año, siempre y cuando encontremos higos. No soy fanático del pan de pascua, por eso traté de hacer algo que sirviera en reemplazo.
      En cuanto a la mantequilla, reemplazarla va afectar en el sabor. Puedes usar aceite de coco o cualquier aceite vegetal de sabor suave, la cantidad sería 2/3 de lo que se necesita de mantequilla.
      Esto afectará también la densidad de la masa, así que puede que necesites menos leche, agrega la mitad y luego el resto de a poco a medida que te lo pida la masa.
      saludos!

    Deja un Comentario