Datos Talleres

Lo siento Instagram, pero…

Es probable que si tienes Instagram habrás notado como muchas de las cuentas que sigues te han sugerido que actives las notificaciones, yo mismo lo hice en cierta forma. Al parecer todo esto es porque al igual que Facebook, Instagram comenzará a mostrar el contenido que sigues filtrado por tus supuestos intereses y no cronológicamente como hasta ahora.
Entiendo la preocupación y molestia de muchos que tienen emprendimientos y por supuesto la de mis colegas blogueros. Instagram ha sido una plataforma importante para difundir nuestras publicaciones y en el caso de los amigos con actividades comerciales, una verdadera herramienta publicitaría, que les ha permitido competir honestamente con grandes marcas y sus millonarias campañas de marketing. Esas mismas grandes marcas están hoy presentes en Instagram, lo que según el nuevo algoritmo, estarán siempre en las publicaciones que más verás, Para nadie es agradable cuando te cambian las reglas del juego.
Yo hace un tiempo emprendí una batalla, la revolución del pan casero, una batalla cuya arma es la educación y divulgación del pan de verdad.
Muchos piensan que estoy en contra de los procesos industriales de hacer pan, pero no. Tengo claro que luchar contra la industria es una guerra que no voy a ganar. Mi batalla es empoderarnos como consumidores y tal como leemos las etiquetas de los champús o detergentes, también leamos los ingredientes que tienen los panes congelados, los de molde, y exigir la lista completa de ingredientes del pan a granel en los supermercados. Idealmente llevar este hábito a todo lo que compramos para alimentarnos.
Es la información que manejemos nuestra mejor arma para exigir cambios a la industria, la que debería servir a nuestras necesidades reales y no a las inventadas por el mercado.

Instagram y también Facebook, como dije antes, han sido una gran herramienta para lograr esto, pero no son el unico camino. Creo que por un momento esto de usar tanto las redes sociales me hizo olvidar lo principal, este blog.

Este ha sido y seguirá siendo mi principal medio de comunicación, el lugar donde puedo compartir todo lo que aprendo en el camino, como lo he hecho desde el primer post hasta hoy.
Esto no quiere decir que vaya a cerrar Instagram, es solo una forma de ver que las cosas no son tan terribles después de todo.

Como muchos saben, además de ser autodidacta, no me dedico a esto el 100 % de mi tiempo, pero si entrego una gran parte de mi tiempo libre en lograr mi objetivo y como sé que no lo puedo lograr solo, hago los talleres de pan.
Por esa razón decidí hacer un taller gratis para emprendedores culinarios de mi ciudad, son ellos parte importe de la ecuación. La gente cada día confía y prefiere más lo artesanal, lo elaborado con dedicación y paciencia, entablar relaciones más personales y de a poco lograr la comunidad que añoramos.
Resumiendo un poco todo esto que tengo en la cabeza ahora mismo y a modo de reivindicación y potenciar este blog también. Voy a regalar un cupo para el taller de introducción del pan casero del 11 de junio entre todas las personas que estén ya suscritas o se suscriban hasta el 30 de abril.

Instagram puede ser un difusor de nuestras actividades, pero si miramos atrás, grandes cosas se han logrado a niveles mucho más personales.
Así que los invito a suscribirse a este blog y seguir acompañándome en esta aventura que de seguro nos va a llevar a algún lado.

panBatido.

Suscríbete acá y participa!

 

4 Comentarios

  • Reply
    Cami Silva [@nomedalomismo]
    abril 22, 2016 at 6:01 pm

    Amo el Pan y eso me hizo tener este Blog como referente, a penas lo conocí :), pero no solo por el pan sino por el mensaje que hay detrás, eso de tomar conciencia respecto de lo que comemos y dejar de pensar que lo que nos entregan está bien 🙂

  • Reply
    Pailagreda
    marzo 30, 2016 at 10:52 am

    Braulio, apoyo 100% tus palabras, admiro tu trabajo y creo que tenemos que unir fuerzas para difundir la importancia de una alimentación consciente, sana y rica, integrada en la vida cotidiana, finalmente invertir un poco de tiempo en la cocina, es una inversión a la salud, y también un alimento para el espíritu.

  • Reply
    Geraldine Cáceres
    marzo 29, 2016 at 2:38 pm

    Qué bien lo que haces, aún más cuando no es tu actividad 100% prioritaria (o por lo menos no la que te mantiene) Y por eso mismo nace del corazón y no desde otra intención. Me alegro y pienso que muchos siguen esta esencia de las cosas: volver a la naturaleza, aprovechar los conocimientos, educarse y difundir. Muy bien 🙂

  • Reply
    Pablo Muñoz
    marzo 29, 2016 at 2:21 pm

    Si que ayudan las redes sociales, pero el que esta interesado en algún tema lo busca y ahí esta la información por todos lados, no nos hagamos más sedentarios mentales.
    Vale destacar esta frase de la publicación «pero si miramos atrás, grandes cosas se han logrado a niveles mucho más personales»
    Saludos.
    Pastelero aficionado.

  • Deja un Comentario