Picoteo Vegano Vegetariano

Conserva de Champiñones

Esta semana me propuse comenzar a sacar fotos para algunas de las recetas que tengo escritas hace tiempo y han estado esperando ver la luz en el blog. Decidí partir por esta conserva de champiñones no solo por que es una de las preparaciones favoritas en la degustación final de cada taller, sino porque también representa en su sencillez lo que más me gusta de la cocina, como pocos ingredientes al alcance de todos, más una serie de procesos simples, pueden transformarse en algo en extremo delicioso.

Ingredientes.
500 g de callampas
1/2 taza de aceite de oliva + 2 cucharadas extra
1/2 taza de jugo de pickle o el jugo de rabanitos encurtidos
1/2 cucharadita de sal
1 ramita de romero fresco

Esta simple receta ya es deliciosa si usas los champiñones blancos o París, que son los más comunes en supermercados, pero puede volverse aún más rica si utilizas otra variedades o una mezcla de ellas, como portobellos, ostras o shiitake.
Lo primero será limpiarlos y es importante que evitemos lavarlos directo sobre el agua ya que los champiñones son como esponjas y absorberán demasiado liquido y lo que buscamos en esta receta es justamente extraerles toda su humedad para que puedan entrar los sabores en que los cocinaremos. Lo ideal es limpiar cualquier resto de suciedad con una servilleta de papel.

Terminado ese proceso colocamos en una olla las callampas con la sal, que puede parecer poco para la cantidad de callampas, pero hay que considerar que usaremos el líquido de encurtidos que ya tienen sal. Revolvemos bien con las manos y los dejamos reposar por 15 a 30 minutos, esto ayudará a extraer el agua que contengan.
Agrega 2 cucharadas de aceite de oliva y llévalos a fuego medio alto hasta dorarlos bien, revolviendo de vez en cuando para evitar que se pegue. Los champiñones comenzaran a soltar sus jugos, cuando estos se vuelvan a evaporar será el momento de agregar el romero junto con media taza de oliva y media taza del jugo de rabanitos encurtidos, receta que encuentran en este mismo blog o de cualquier tipo de pickle, idealmente uno agridulce. Esto además es una buena forma de rescatar esos jugos que normalmente terminamos descartando.
Baja el fuego al mínimo y cocina destapado hasta que casi todos los jugos se hayan reducido casi por completo.
Deja enfriar y lleva los champiñones a un procesador de alimentos y muele hasta conseguir una pasta grumosa, traspasa a un pote o frasco que cierre bien y mantén refrigerado hasta por 10 días.


Por su puesto esta conserva es perfecta para untar directo sobre una tostada, pero la puedes agregar a un buen plato de pastas o incluso sobre una jugosa hamburguesa, como siempre les digo, el límite es su imaginación.
Que la disfruten.
panBatido.

3 Comentarios

  • Reply
    estephania Hauston
    mayo 15, 2018 at 7:38 pm

    Mil gracias, se agradece.

  • Reply
    Rosario
    mayo 11, 2018 at 3:10 pm

    Se me hizo agua el cerebro de puro leer la receta!!! Muchas gracias por compartirla :)

  • Reply
    Jacqueline Coulon
    mayo 11, 2018 at 9:09 am

    Gracias por compartirla!

  • Deja un Comentario