Básico Picoteo Vegano Vegetariano

Semillas de Capuchinas Encurtidas

Tanto en Valparaíso como en casi todas las ciudades existen muchas plantas clasificadas como malezas o “invasoras”, muchas de ellas y en conjunto con otro tipo de plantas suman más de 300 registradas como comestibles. Una de esas invasoras es la capuchina (Tropaeolum majus) o espuela de galán, que cada primavera repleta los cerros de flores amarillas y naranjo intenso hasta mediados del otoño.
Esta planta de origen peruano-boliviano se ha desarrollado con gran éxito en muchas otras zonas de América. A Europa fue llevada por los jesuitas denominándola “berro del Perú” por el sabor similar de sus pétalos con esa planta.
El uso de la flor en el mundo culinario es extremadamente común y lamentablemente más que nada con fines decorativos, por lo que muchas veces no es consumida por los comensales.

Hace un par de años, una amiga que tomó un taller de plantas comestibles urbanas, me preparó una ensalada de lechuga con sus pétalos. Recuerdo perfecto un leve sabor picante, casi como un aliño de mostaza. Pero fue hasta hace unas semanas en el taller que Joaquín me contó que había visto en alguna parte una especie de encurtido similar a las alcaparras, pero elaborado con las semillas de la capuchina.
Los que conocen el taller o en general Din399 habrán notado los enormes paños de tierra poblados por esta planta en las distintas terrazas del lugar. Teniendo a pasos la materia prima, el “¡hagámoslo!” surgió automático.

Si bien las capuchinas poseen muchos beneficios por su alto contenido en vitamina C hay que consumirla de manera responsable ya que puede resultar alérgica en algunas personas y aunque el nivel de toxinas que contienen las semillas es bajo, no es recomendable consumirlas en grandes cantidades.
Teniendo claro eso, vamos con la receta.

Ingredientes
85 g de semillas de capuchina
(es preferible recolectar las más pequeñas y las que vienen en racimos de dos a tres ya que son más tiernas que las que crecen solas)
3/4 taza de vinagre de manzana sin filtrar
2 hojas de laurel
1 diente de ajo aplastado
3 cucharadas de azúcar
1 cucharada de sal de mar
Hojas de romero fresco
ramitas de hinojo
Hojas de Parietaria (opcional)
1 frasco conservero kilner o similar de 0.25 litros.

La Parietaria Officinalis es una planta trepadora también muy común en la ciudad, crece generalmente en zonas sombrías y húmedas.  Sus hojas tienen un agradable sabor a pepino, pero en personas con tendencias a alergias primaverales es mejor evitar su consumo.
Lavar las semillas y secar bien con papel absorbente, reservar.
En una olla calienta a fuego medio las 3/4 taza de vinagre con una taza de agua, azúcar y sal. Revuelve ligeramente para ayudar a disolver y retira del fuego justo cuando comienza a hervir.
En el frasco conservero agrega las semillas junto con las hojas, hierbas y el diente de ajo para luego agregar el líquido caliente.
Deja enfriar destapado a temperatura ambiente, luego tapa y guarda en el refrigerador.
Puedes comenzar a comerlas al día siguiente y duran hasta 6 meses si mantienes refrigeradas.

Puedes usarlo en un clásico carpacho, quizás un crudo o una rica ensalada de papas. No le harán mal a una focaccia o agregarla a una salsa para pasta, las opciones son infinitas y las decides tú.
panBatido.

No hay Comentarios

Deja un Comentario